Más Músculo, Menos Grasa ¿Se Puede Conseguir?

Más músculo, menos grasa ¿se puede conseguir?… ¿cuántos son los que desean ganar masa muscular y perder grasa a la vez? Lo que muchos no saben es que cuanto mas músculo se tenga, mas grasa se podría llegar a quemar.

Siempre pongo de ejemplo el motor de un coche: cuanto mayor sea el motor, mas combustible quemará. Cuanto mas músculo tengamos (nuestro motor quemagrasas), mas grasa (combustible) quemaremos.
Por supuesto, esto ya es algo independiente a quienes quieren conseguir masa muscular o no.

.

En mas de una ocasión he tenido la siguiente conversación con diferentes personas que bajan de peso:

LUIS EP: ¿Qué tal vas? ¿Perdiste algo de peso?

.

ELLOS: ¡He perdido 5 kilos!

.

LUIS EP: ¡WOW, eso es genial! 5 kilos es muy buena bajada, pero ¿de grasa?

.

ELLOS: (un gran silencio nos ahoga en el sitio)… 5 kilos de… uhmmmm… bueno, no estoy seguro exactamente. Supongo que de grasa ¿no?

.

.

Muchas personas se preocupan por perder peso, y muchos son los que se preguntan “¿cuánto debo pesar?“.

Lo que nos indique la báscula solo es un número, solo es un dato, y nada más.

Sé que para muchas personas se hace difícil hacerles comprender que si se realiza ejercicio con cargas de peso, podremos pesar más. Esto es debido al incremento o ganancia de la masa muscular (HIPERTROFIA MUSCULAR).

.

Entonces, ¿hacer pesas nos pondrá como un culturista? NO, no necesariamente. Y sé que éste es el gran temor de muchos (sobre todo muchas: ellas, las chicas).
Para llegar a tal extremo, tendríamos que pasar por muchas fases o etapas:
– genética
– años de entrenamiento y alimentación
– entrenamientos acordes a tal fin
– alimentación acorde a tal fin
– dedicación casi exclusiva
– ayudas externas (suplementos, química, etc)
– en el caso de las chicas, se hace mas difícil y complejo el subir de masa muscular como a un chico. Esto se debe a que las mujeres producen muy poca testosterona en comparación con los hombres.
– etc

.

¿Por qué te importa lo que pesas?

Tu objetivo no debe ser “perder peso”, sino más bien “perder grasa”. Hay una gran diferencia.

.

La grasa importa, pero el peso no tanto salvo que tengas un gran sobrepeso (casos concretos). ¿Captaste la última parte? ¡La grasa importa, el peso no! ¡Y es por eso que más músculo, menos grasa es la meta!

.

.

Los Beneficios de conseguir Masa Muscular

Éstas son sólo algunas de las ventajas de conseguir más masa muscular, para hacer que reconsideres tus prioridades de acondicionamiento físico.

.

.

Ventaja Nº 1:
El músculo quema más calorías que la grasa.

Medio kilo de músculo quema alrededor de seis calorías por día, mientras que medio kilo de grasa quema de 1 a 2 calorías por día. Entonces, si trabajas duro y aumentas medio kilo de músculo, quemarás 30 calorías adicionales al día. Y esto estando en reposo.

¿A quién no le gustaría quemar 30 calorías más al día sin hacer nada? No parece mucho, pero esto serían 210 calorías por semana, 10.920 por año.

Para quemar medio kilo de grasa se requiere quemar 3.500 calorías. Por lo tanto, en el transcurso de un año, tener estos dos kilos adicionales de músculo te permitirá quemar el equivalente a más de 1,3 kg de grasa (10.920 / 3.500 = 3.12 libras y que esto serían 1,3 kg que quemarías de grasa en un año).

.

¿No te impresionó? Entonces, sigue leyendo…

.

.

Ventaja Nº 2:
Más calorías se queman durante el entrenamiento.

Con estos dos a tres kilos de músculo extra, estarás obteniendo el beneficio adicional de quemar más calorías DURANTE tu entrenamiento.

.

Se necesita más consumo de calorías para que un cuerpo en forma pueda hacer ejercicio con ese músculo extra que con un cuerpo no musculado y que tenga dos a tres kilos menos de músculo.

.

¿Cuántas calorías más? Depende a quién le preguntes, ya que los estudios varían. Pero seamos conservadores y digamos que son 50 calorías adicionales por ejercicio. Y si entrenas cinco días a la semana, esto es 250 calorías adicionales por semana, o 13.000 calorías por año. El equivalente a cerca de 1,68 kilos de grasa (13.000 / 3.500 = 3.71 libras y que serían 1,68 kg aprox).

Así que estamos hasta el equivalente a siete libras de grasa quemada.

.

¿Ya estás prestando atención? Si no es así, es que no has visto esto aún:

.

.

Ventaja Nº 3:
Se queman más calorías después del entrenamiento.

.

Se cree que el entrenamiento de fuerza de alta intensidad también resultará en una mayor cantidad de calorías quemadas después de tu entrenamiento. Entonces, después de un entrenamiento de fuerza, recibimos una dosis extra de calorías quemadas en comparación con otras formas de ejercicio.

.

El músculo quema grasa, y el músculo hace más músculo.

Estas tres primeras ventajas se combinan entre sí, y pueden recordar a una cita de Benjamin Franklin con respecto al interés económico: “El dinero hace dinero, y el dinero que el dinero hace, hace más dinero”. Por lo que siguiendo el ejemplo del “Primer Ameriano”, podríamos aplicar su famosa frase a nuestro hámbito de aptitud física:

El músculo produce músculo, y quema calorías. Y el músculo producido produce más músculo, por lo que quemaría aún más calorías.

.

.

Ventaja Nº 4:
Evitar el aumento de grasa que proviene del envejecimiento.

A medida que envejecemos, naturalmente aumentamos de peso. De hecho, a partir de los 20 años, las mujeres pueden aumentar el 5% de su peso corporal a cada década (de 25 a 45). Pero con más músculo consumiendo esas calorías adicionales, se puede evitar que ésto suceda.

.

.

Ventaja Nº 5:
Evitar la pérdida muscular inminente que proviene del envejecimiento.

Después de los 25 años, podemos perder  entre un 1 y 5% de nuestra masa muscular POR AÑO si vivimos un estilo de vida sedentario gracias a la sarcopenia. La Sarcopenia es la pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza al envejecer o al llevar una vida sedentaria.

.

Obviamente, si estamos entrenando la fuerza, esto no sucederá (o en menor medida, según vamos cumpliendo años). Y si comenzamos con una mayor cantidad de masa magra, cuanto más tengamos, más tardaríamos en perderla si nos volviéramos sedentarios.

.

.

Ventaja Nº 6:
Ocupa menos espacio.

Cuando entrenas la fuerza, crearás cambios en la composición de tu cuerpo que te ayudarán a moldearlo. Suponiendo que hayas perdido grasa junto con la adición de músculo, te verás con menos volumen por lo general ya que el volumen del músculo es inferior al de la grasa.

.

Observa en la imagen qué tan pequeña es una libra de músculo comparado con una libra de grasa (1 libra = 0,45 kilos). Es casi un tercio del tamaño de esa libra de grasa. Reemplazar la grasa en nuestros cuerpos con ese músculo solo nos hará más pequeños, más fuertes y más pequeños.

.
Obviamente, cuanto mas trabajemos la hipertrofia y fuerza en el gimnasio, mas masa muscular iremos ganando. Pero esto ya sería otro tema a tratar en otro artículo, para los que quieran desarrollar su masa muscular.

.

.

Ventaja Nº 7:
Más fuerte es más seguro.

Una ventaja inherente de ser más fuerte es que eres menos propenso a las lesiones. El músculo extra actúa como una especie de amortiguador en nuestro cuerpo, lo que nos ayuda a estar más seguros.

.

Tenemos menos desequilibrios en nuestra musculatura, lo que también ayuda a prevenir lesiones y mejora la coordinación. Y fortalece nuestros huesos y tejido conectivo también.

.

.

Ventaja Nº 8:
Más fuerte es más saludable.

La mejor razón para tener más músculos y menos grasa es que es más saludable para nuestros cuerpos (lesiones a un lado).

.

Echa un vistazo a este diagrama de una mujer de 113 kilos frente a una mujer de 54 kilos.

.

¿Logras ver el estrés en los órganos? Los pulmones se aplastan. El corazón está hinchado. El colon está abultado. A parte de todo el estrés que hay en las articulaciones.

.

Difícil ser feliz cuando nos sentimos tan insalubres ¿verdad?

.

.

Conclusión:

No hay nada de malo en querer verse mejor por fuera, pero nuestro principal objetivo debería ser estar más saludables. Y añadir más músculo y tener menos grasa nos ayudará con ambos.

.

Si trabajas en contra del objetivo de agregar músculo a tu cuerpo, ¡FRENA EN SECO PARA PENSAR POR UN MOMENTO! En esta parada, reorienta tu pensamiento hacia una mejor salud (esto es fundamental). Tu mismo podrás ver que cuando estamos sanos, podemos dar mucho más a quienes nos rodean, incluso en nuestro trabajo y estudios, y esta debe ser la mayor ventaja de todos. Las armas grandes son buenas… ¡Las vidas grandes son incluso mejores!

.

.

 

Deja un Comentario