Las Heces

¿Sabíais que el color y textura de la “caca” tiene mucho que ver con cómo nos alimentemos?

Si la caca la hacéis muy clarita, es porque hay más ingesta de proteinas (no significa que tenga que ser malo), y si la hacéis más oscura, es más carga de carbohidratos y grasas.

Si la hacéis color verde, suele suceder cuando ha habido un vaciado de glucógeno en nuestro organismo… no os asustéis, volveis a comer carbohiratos y se tornarán de su color original.

Si la hacéis demasiado suelta, mala alimentación, o justo hecha después de un gran esfuerzo (por ejemplo tras correr una maratón). El cuerpo se descompone, saliendo sueltas y verdes al haber vaciado el glucógeno del cuerpo.

Si os duele al hacer “caca” (salvo que tengáis hemorroides, claro), es porque es demasiado compacta debido a que en vuestra dieta hay demasiadas fibras (frutas, verduras y cereales).

Si os sale de color negra, CUIDADO porque pueden ser “melenas” como le llaman los médicos, que es una úlcera y sale negra porque va tintada con sangre del estómago y hay que tratarla.

En fin, que la “caca” debe ser suficientemente compacta, que flote absolutamente (nunca se debe hundir, sino será signo de comer “alimentos basura”) y del color que tiene que tener: marrón… ni muy oscuro ni muy claro.

TODO ESTO ES APLICABLE PARA ORGANISMOS SANOS Y QUE TENGA QUE VER EL COLOR CON LA ALIMENTACIÓN. Evidentemente, los colores son síntomas de enfermedades graves, como infecciones, hepatitis, cáncer… si se os perpetúan los colores a pesar de cesar de comer ese tipo de alimentos, acudir al médico!!!

Deja un Comentario