La Guia de los Aceites

ACEITE DE OLIVA:
Propiedades:
• El aceite de oliva virgen es el zumo de la aceituna, por lo que conserva todo el sabor y propiedades nutritivas del fruto del olivo. Es el aceite más rico en ácido oleico. Es por tanto una grasa monoinsaturada, con efecto muy beneficioso sobre el colesterol, bajando las tasas de LDL, colesterol malo, y incrementando las de HDL, el bueno (adecuado pues en todos los problemas cardiovasculares).

• Obtenido de la primera presión en frío es muy rico en vitamina E, que protege a la grasa de la peligrosa acción de los radicales libres, oponiendo resistencia a la oxidación que estos producen sobre el cuerpo humano.

• También tiene efectos anticancerígenos, y favorece la digestión porque estimula la vesícula biliar.

• Ejerce un efecto protector y tónico de la epidermis (la piel).

• Estimula el crecimiento y favorece la absorción del calcio y la mineralización.

• Por su contenido en vitamina E y el efecto antioxidante de ésta sobre la membrana celular, el aceite de oliva está especialmente recomendado para la infancia y la tercera edad (ayuda a prevenir la arteriosclerosis y sus riesgos).

• Es el más apropiado para nuestras necesidades. El profesor Tallarico cita: “Únicamente el aceite de oliva tiene el privilegio de poseer una composición química en cuanto a la cualidad de sus grasas, que le semeja, como gota de agua, a las grasas de la leche humana y a la trioleína contenida en los tejidos humanos”.

• El aceite de oliva es un alimento asombroso y pura medicina natural, dice R. Dextreit, indicado para todas las enfermedades de hígado, insuficiencia hepática, litiasis biliar, hiperclorhidria, estreñimiento, etc. Al inverso de las demás grasas sólidas, no cansa ni el hígado ni el páncreas durante la digestión y la asimilación.

Información nutricional
• 73 % de ácidos grasos monoinsaturados.
• 8″3 % de ácidos poliinsaturados.
• 13″3 % de ácidos saturados.

El aceite de oliva contiene gran cantidad de grasas monoinsaturadas, vitamina E y otros compuestos que cuidan la salud de nuestro sistema cardiovascular.
Si comparamos el aceite de oliva con los denominados aceites de semillas (girasol, soja, maíz…), el primero es mucho más aromático y sabroso, su elaboración es más simple, por sus características químicas es más estable al calor y más apropiado para la fritura, ya que aguanta mejor las altas temperaturas sin descomponerse.

Tipos de aceite de oliva:

Virgen: Se consigue triturando las aceitunas hasta obtener una pasta o torta, aplicando presión en frío para exprimir el aceite. Tan sólo se somete a procesos físicos que eliminan las partículas sólidas que contiene en suspensión y para hacerlo más transparente. En función de la cantidad de ácidos grasos libres y según las características del fruto, su calidad y suavidad será mayor o menor.

– Extra: de sabor y aroma afrutados y suaves, la acidez es inferior a 1º (1% de ácidos grasos libres).
– Fino: la acidez máxima es de 2º.
– Corriente: hasta 3º de acidez.

Refinado: Es aquel que se obtiene a partir de un aceite que en su inicio contiene muchos ácidos grasos libres debido a que ha sido obtenido mediante presión en caliente a partir de la torta de aceitunas o a que procede de frutos de poca calidad, por lo necesita ser refinado para hacerlo comestible. Es de color pálido, su acidez no llega a 0,2º por lo que apenas tiene sabor y contiene muy pocas vitaminas, fitosteroles y sustancias responsables de aroma.

Aceite de oliva o puro de oliva: Es una mezcla de aceite de oliva virgen y aceite de oliva refinado. Su acidez no debe superar 1º. Es el aceite más común en el mercado.

Aceite de orujo de oliva: Se obtiene a partir de la torta o residuo que queda después del prensado de las olivas y que contiene todavía entre un 10-20% de aceite que también se puede aprovechar. Es el de peor calidad y necesita ser refinado para reducir su acidez máxima a 0,3º.

ACEITE DE CANOLA:
El aceite de canola es el nombre comercial de un tipo de aceite de colza canadiense (“Canola” es una combinación de dos palabras: canadiense y aceite), en el cual la composición de los ácidos grasos ha sido modificada haciendo uso de las técnicas de selección de cultivo tradicionales. Es un producto claramente diferente de la semilla de colza y del aceite de colza. Es ampliamente utilizado en Estados Unidos y Canada.

El aceite de canola probablemente es mejor que el de oliva porque tiene menos grasa saturada, además, el aceite de canola tiene más grasa polyinsaturada que el de oliva, y este tipo de grasa reduce el tipo de colesterol que es malo para la salud. ¿La conclusión? Usar ambos: el aceite de oliva y el de canola, pero en cantidades pequeñas.

La Canola se cultiva en Canadá Occidental y proviene de la siembra de semillas para aceite. De cada semilla se extrae aproximadamente 40% de aceite vegetal con características muy importantes como son: el poseer el nivel más bajo de grasa saturada (7%) comparada con la de otros aceites vegetales disponibles en el mercado; además contiene de forma natural dos ácidos grasos esenciales como son el Omega 3 ( W3) y Omega 6 (W6) sustancias que no pueden ser sintetizados por el organismo pero que tienen un papel fundamental en la salud del sistema cardiovascular.

Se ha demostrado que el consumo de alimentos que contienen el ácido alfa-linolénico ( W3) tiene efectos de reducción sobre los niveles de triglicéridos en la sangre y el consumo del ácido linoléico (W 6) reducción sobre el colesterol; aspectos que no pueden pasar desapercibidos cuando de prevención y promoción de la salud se trata.

RAZONES DE PORQUÉ CONSUMIR CANOLA:
– Es el aceite más sano que ha producido la naturaleza por él más bajo contenido de grasa saturada (7%) y el aporte de ácidos grasos esenciales; W3 (11%) y W6 (21%).

– La grasa de buena calidad forma parte de la estructura básica de las membranas celulares y se le adjudica su función como bloque de construcción.

– La grasa proveniente de la semilla de Canola, no sólo favorece la absorción de vitaminas liposolubles como son la A, D, E, y K, sino que garantiza sus beneficios saludables.

– Mantiene y/o regula la temperatura corporal

– Desde el punto de vista organoléptico, proporciona: sabor y saciedad a los alimentos, sin degradación del aceite ni producción de humo irritante.

– La Canola tiene diversidad de aplicaciones: El aceite en ensaladas, salsas y frituras; la margarina para esparcir y en productos horneados.

Profesionales de la salud del colegio Americano de Nutrición y la Fundación Americana de la salud de los Estados Unidos, han elogiado el perfil graso del aceite de Canola, y lo han catalogado como el descubrimiento más sano dentro de la línea de los alimentos funcionales con beneficios muy claros en cuanto al metabolismo y aprovechamiento de las grasas a nivel orgánico.

ACEITE DE COCO:
El aceite de coco se extrae de la pulpa o la carne del fruto del mismo nombre. Se prensa y se convierte en “copra”, una sustancia que desecada da lugar al aceite de coco, muy apreciado en la industria cosmética para la fabricación de jabones y cremas. No es fácil de encontrar (en herbolarios y tiendas naturistas).

El aceite de coco es un aceite vegetal conocido también como mantequilla de coco es una substancia grasa que contiene cerca del 90% de ácidos saturados extraídos mediante prensado de la pulpa o la carne de los cocos (“Cocos nucifera”), se emplea mucho en la industria de la cosmética (para elaboración de jabones y cremas) y también puede verse en las gastronomías de algunos países asiáticos.

Salud
Se emplea fundamentalmente como humectante (en forma de jabones) y actúa sobre la piel como una capa protectora ayudando a retener la humedad. Actúa como un aceite suave y sedoso muy recomendado para piel irritada e inflamada y también se recomienda para aquellas personas que se duelen de tener una piel sensitiva.

Culinario
Se emplea en los productos de bollería y en la elabopración de Snacks (junto con el aceite de palma). Este tipo de aceite se relaciona con el aumento de los niveles de colesterol en sangre y por tanto su consumo abusivo no se considera beneficioso para la salud.

Industrial
Se emplea como biodiésel, el aceite de coco es un generador de bubujas y por esta razón se emplea en la industria de elaboración de jabón. Se emplea también en la elaboración de coberturas de chocolate para helados y en la producción de resinas para la Industria química. gender vg.

ACEITE DE LINO O LINAZA:
Se obtiene de las semillas de lino. Estas semillas se han comido desde tiempos antiguos ya además de un sabor agradable, que recuerda a las nueces, es muy nutritiva para la gente y también un buen alimento para los animales.

Propiedades
• Alivio contra el Estreñimiento. Bien en aceite (una cucharadita al día) como en forma de semillas (se pueden añadir al yogur, como ingrediente de panes y bollos o si las dejamos cubiertas de agua toda la noche y las tomamos en ayunas) el cuerpo incrementa la frecuencia de movimientos intestinales y el número de días consecutivos yendo al baño.

• Disminuye el colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. En algunos estudios se ha comprobado que puede bajar los niveles totales de colesterol en un 9% y el LDL (el colesterol malo) en un 18%.

• Proporción adecuada entre los Omega-3 y los Omega-6.

Contiene una alta proporción de a-linolénico (omega-3) en relación al ácido linoléico (omega-6).

Este equilibrio es básico para el metabolismo de las prostaglandinas que son moléculas importantes para la regulación de la inflamación, el dolor, la presión sanguínea, la función cardiaca, la función y las secreciones gastrointestinales, la función del riñón y el equilibrio de los fluidos, la coagulación sanguínea y la agregación plaquetaria, la respuesta alérgica, la transmisión nerviosa, la producción de esteroides y la síntesis de hormonas.

Por lo tanto, modificando el tipo de aceites de la dieta podemos manipular el metabolismo de las prostaglandinas. Esto puede ser muy importante en el tratamiento de las inflamaciones, artritis, alergias, altas presiones sanguíneas y muchos otros problemas de salud. El objetivo fundamental consiste en consumir un equilibrio entre omega-3 y omega-6 que lleve a una producción de prostaglandinas de la serie 1 y 3 lo que se puede conseguir incorporando un suplemento de aceite de semilla de lino a nuestra dieta.

• Puede ayudar a prevenir hemorragias uterinas ya que los ácidos omega-6 de las semillas de lino son en parte sintetizados en ácidos gamma-linolénico que a su vez estimula la producción de prostaglandina 1 (PGE1).

• Buen aliado en la Menopausia y como preventivo del cáncer de seno ya que posee fitoestrógenos, llamadas Lignanos, en una proporción de 75 a 800 veces más que en cualquier alimento. Al favorecer el equilibrio hormonal diferentes trabajos señalan sus propiedades anticancerígenas, favorece la disminución de las lipoproteínas LDL, inhibe la pérdida de masa ósea y compite con los estrógenos ováricos en los receptores mamarios. Su fibra (mayor efecto pues tomando la semilla) captura aquellos estrógenos no útiles y los elimina vía intestinal evitando que se acumulen en el seno.

También el hecho de ser rico en omega 3 ayuda a combatir el exceso de Prostaglandinas del tipo 2 que son fuertemente inflamatorias, con una gran capacidad de acumulación en los conductos mamarios y por tanto consideradas como cofactores en los procesos neoplásicos, especialmente en las mamas.

Información nutricional (% del total de ácidos grasos)
• 18 % de ácidos grasos monoinsaturados.
• 9 % de ácidos saturados.
• 72 % de ácidos poliinsaturados (De los cuales del 45 al 65 % son ácidos grasos omega 3 y del 12 al 20 % son omega 6).
• La semilla de lino contiene cinco veces más de ácido graso a-linolénico (omega-3) que cualquier otro alimento vegetal.
• Aporta Lignanos, proteínas y fibra a los alimentos.

NOTA: Debe guardarse en la nevera ya que tiende a ponerse rancio.
Las semillas de lino se añaden, en algunas granjas, al pienso de las gallinas ponedoras. Así se obtienen huevos con un mayor contenido en ácidos grasos omega-3.

ACEITE DE CÁÑAMO:
El uso culinario del aceite de cáñamo está extendiéndose cada vez más en países como Alemania, Austria y Holanda, ya que es un aceite muy digerible, un sabor muy particular y con un sinfín de propiedades.

El cáñamo es una de las plantas usadas desde hace más siglos por el ser humano ya que nos aporta un alto nivel de proteínas, ácidos grasos, alimento para el ganado, material para confeccionar ropa, papel, pinturas, cuerdas, etc. Puede crecer incluso en suelos muy pobres en nutrientes, se adapta a casi cualquier clima y no necesita pesticidas ni productos químicos.

El hecho de que algunas variedades tengan un efecto psicoactivo ha hecho que se prohíba o restrinja su cultivo. En la mayoría de países empieza a haber un cambio de mentalidad por parte de los gobiernos ya que se le conocen miles de posibilidades o usos comerciales.

El aceite de Cáñamo se obtiene obviamente sólo de las semillas de cáñamo de variedades para uso alimentario. Su extracción debe ser en frío ya que las altas temperaturas destruyen sus propiedades.

Modo de empleo: Guardar en lugar seco, fresco y en ausencia de luz. Guardar en el frigorífico o lugar fresco una vez abierto. No se debe utilizar el aceite de cáñamo para hacer fritos, ya que las altas temperaturas no sólo destruyen sus propiedades más valiosas sino que las transforman en nocivas. Es ideal para ensaladas y aliños: con vinagre o zumo de limón. También podemos tomarlo solo (de una a tres cucharaditas al día).

Propiedades
• Su gran riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, especialmente en ácido linoléico y gamma-linoléico, hace que pueda tener muchísimas aplicaciones terapéuticas (síndrome premenstrual, inflamaciones, artritis, etc.). De hecho si nuestro cuerpo tiene la cantidad de ácidos grasos adecuada siempre combatiremos las enfermedades de un modo más eficaz.
• Aplicado a nivel externo suele ayudar en muchos casos de picores, alergias, eccemas y diversos problemas de piel. Aplicado sobre las uñas también se observa que mejoran su fortaleza.
• Uso cosmético: su riqueza en sales minerales, vitaminas y ácidos grasos lo hacen un ingrediente ideal para jabones, geles de baños, cremas y champús.
• Ideal como aceite base en los masajes ya que aparte de que beneficia mucho la piel, se absorbe rápidamente y no queda graso. Algunas personas se aplican unas gotas después de la ducha como aceite hidratante.
• Como aceite para lámparas ya que quema sin producir olor.

Información nutricional del aceite de cáñamo

Está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales.
• Ácido Linoléico 50 %.
• Ácido Alfalinolénico 15 %.
• Ácido Oleico 12 %.
• Ácido Araquidónico 1 %.
• Ácido Gammalinolénico 3 %.
Su altísima cantidad de ácidos grasos esenciales y su óptima combinación le hacen uno de los mejores aceites vegetales.

ACEITE DE CALABAZA:
El aceite de calabaza se obtiene prensando, en frío, sus semillas crudas. Si no lo refinamos tiene toda una serie de propiedades muy interesantes.

Propiedades
• El aceite de calabaza está especialmente aconsejado en procesos de desmineralización como las caries dentales y los problemas de caída de cabello y uñas demasiado frágiles.

• Las semillas de calabaza y también su aceite son muy eficaces a la hora de expulsar parásitos intestinales como la solitaria, (tomar una cucharada sopera de semillas crudas o una cucharadita de las de postre de aceite, en ayunas).

• El estreñimiento y la colitis suelen mejorar.

• Tiene una acción diurética ya que favorece el funcionamiento renal.

• La mayoría de problemas de próstata (adenomas benignos, inflamación, atrofia, crecimiento anormal, etc.) se benefician de su efecto antiinflamatorio (por un lado gracias a su riqueza en cucurbitacina). Hemos de tener en cuenta que, además, la próstata es una glándula que necesita mucho zinc ya que este es un mineral vital en la producción de esperma y aquí la próstata tiene un papel importante.
Algunos problemas de impotencia se relacionan con el estado de la próstata. Es por ello que algunas personas notan una mejoría a nivel sexual cuando su próstata mejora.

• La vista se beneficia de este aporte de Zinc ya que el ojo humano es muy rico en este mineral y necesita un buen aporte de este nutriente.

• Ideal en problemas cardiovasculares debido a su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados que ayudan a mantener equilibrados los niveles de colesterol y triglicéridos.

• Su efecto antiinflamatorio también beneficia a las personas con tendencia a irritación o inflamación de la vejiga.

Información nutricional
• 30-40 % de proteínas.
• 35-40 % de ácidos grasos insaturados (de los que un 43-56 % es linoléico y un 24-38 % oleico).
• 5-9 % de carbohidratos.
• 20 % de fibra.
• Su riqueza en Selenio, Manganeso, Zinc, Hierro, Cobre, Magnesio y Potasio le dan ese carácter tan remineralizante.
• También nos aporta muchas vitaminas como Betacaroteno, vitamina D, E B1, B2, B3 y B6.

ACEITE DE MAÍZ (sin refinar):
Para aprovechar al cien por cien sus propiedades nutricionales debe ser un aceite obtenido por presión en frío del germen de maíz fresco.
El aceite de maíz refinado tiene mucho éxito ya que tiene una gran resistencia al enranciamiento y potencia el sabor de los alimentos. Es muy utilizado por ello para freír alimentos (en hostelería y en el hogar), para la elaboración de margarinas, mahonesas, en la industria de la panificación, consomés y siempre que se quiera sustituir la grasa animal.

Propiedades
• Su riqueza en vitamina E (tocoferoles) lo hace por un lado muy estable y por otro lado lo hacen ideal en enfermedades circulatorias o vasculares, en enfermedades neurológicas y en la esterilidad (la vitamina E es conocida como la vitamina de la fertilidad).

• Efecto antioxidante gracias también a que la vitamina E previene la formación de radicales libres que son compuestos provenientes de la oxidación de las grasas y que favorecen el envejecimiento.

• Se usa en masajes ya que es un buen vehículo de aceites esenciales.

• También es ideal en el cuidado corporal ya que nutre e hidrata (contiene mucha vitamina E).

Información nutricional
• 23 % de ácidos grasos monoinsaturados.
• 60 % de ácidos poliinsaturados.
• 12 % de ácidos saturados.
• Es rico también en ácidos grasos linoléicos y oleicos.
• Tiene cantidades significativas de vitamina E, A, D, calcio y hierro.

ACEITE DE CÁRTAMO:
El cártamo es una planta, de la familia de los cardos, originaria de la India, y que hoy su cultivo está extendido por todo el mundo.

Es una planta muy interesante a la hora de cultivar ya que se adapta a suelos poco fértiles, a diferentes climas y necesita poco agua.

El aceite se extrae de las semillas de la planta y debe ser extraído en frío y de primera presión (sin refinar) para que mantenga sus extraordinarias propiedades.

Propiedades
Es una planta muy “agradecida” ya que tiene muchas utilidades:
• En un principio se usaba como colorante (da un tono anaranjado) y es resistente al agua.

• Su aceite se usa también para fabricar jabones y pinturas.

• Al obtener el aceite de cártamo nos queda un subproducto o residuo natural que se llama Pasta y que se usa para alimentar al ganado ya que contiene un alto nivel de proteínas y fibra.

• La riqueza en ácido graso oleico lo hace conveniente en casos de colesterol, arteriosclerosis, enfermedades cardiovasculares, artritis, reumatismos.

• También produce un suave efecto laxante.

Información nutricional
Las semillas producen una gran cantidad de aceite (un 30-35 %) del cual un 70% es ácido linoléico y un 20% es ácido oleico. El resto lo forma sobre todo ácido palmítico (5%).

Es quizá el aceite con mayor cantidad en ácidos grasos esenciales.
NOTA: El aceite de cártamo es un aceite bastante delicado (guardarlo siempre en lugares, secos, frescos y donde no le de la luz). Se enrancia fácilmente y no soporta altas temperaturas siendo ideal tomarlo crudo en ensaladas o como aliño en otros platos.
Algunas personas lo mezclan con otros aceites ya que su sabor es bastante fuerte.

ACEITE DE SOJA O SOYA:
El aceite de soja SIN REFINAR es un aceite ligero, amarillento, perfumado que debe emplearse en frío (sin freír) por su abundancia en ácidos grasos poliinsaturados.

Propiedades
• También aporta unas cantidades equilibradas de los ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, beneficiosos para el corazón y el sistema nervioso. Puede ayudar por ello a controlar el colesterol malo y la arteriosclerosis.

• Su mejor cualidad es que combina contenidos de vitamina A y de vitamina E.

• Es de una alta asimilación y digestibilidad (ideal para aquellas personas que no toleran el aceite de oliva).

• Su riqueza en fosfolípidos es muy importante para las células nerviosas y cerebrales.

Información nutricional
• 22″6 % de ácidos grasos monoinsaturados.
• 61″2 % de ácidos poliinsaturados.
• 16″2 % de ácidos saturados.

NOTA: Al ser tan rico en ácidos poliinsaturados, conviene guardarlo en la nevera y consumirlo cuanto antes. No probarlo si huele a rancio.
Esta información nutricional y los consejos de conservación se refieren al aceite de soja SIN REFINAR.

ACEITE DE PRÍMULA U ONAGRA:
Ojo las chicas que viene de maravilla para vosotras…

Se extrae a partir del prensado en frío de las semillas de la planta Prímula (Oenothera Biennis) que es originaria de América del Norte. Aunque hasta hace poco sólo era considerada una planta silvestre más. Ahora se cultiva de forma intensiva debido a sus grandes propiedades terapéuticas.
Propiedades

El conocimiento de sus propiedades nos llegó sobre todo a través de la tribu americana de los Ojiwas. Desde hace unas décadas su uso ha tomado un gran auge ya que se ha descubierto sus altos índices de ácido linoléico y ácido gammalinoléico, que son dos ácidos grasos esenciales de la serie Omega 6. Estos ácidos grasos son precursores de unas moléculas reguladoras llamadas prostaglandinas.

Una de las grandes ventajas del aceite de Prímula es que su ácido gammalinoléico se convierte rápidamente en Prostaglandinas serie 1. Las Prostaglandinas pueden funcionar de un modo semejante a las hormonas. Así, en concreto las Prostaglandinas de la serie 1, pueden promover o colaborar en:

• Favorecer la elasticidad e hidratación de la piel. Es muy útil para aquellas personas que pese a utilizar cremas y aceites hidratantes continúan siempre con la piel seca. Puede ser útil en casos severos en los que incluso las palmas de las manos se agrietan llegando incluso a sangrar. En estos casos se suele recomendar que se aplique también a nivel externo. Nos hidrata, pues, de dentro hacia fuera.

• Su contenido en fitoestrógenos hace que algunos ginecólogos la recomienden, en muchos casos, para aliviar los síntomas de la Menopausia (sofocos o calores, sequedad en las mucosas, etc.).

• Suele aliviar a muchas mujeres que sufren el Síndrome premenstrual (irritación, hinchazón, migrañas, etc.) gracias al poder antiinflamatorio de las Prostaglandinas.

• Las Prostaglandinas de la serie E1 favorecen la función normal de los Linfocitos “T” supresores. Estos ayudan a favorecer la integridad de las defensas del organismo frente al ataque de elementos extraños sin atacar los tejidos propios. Así, se cree que podemos disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes. En 1973 los doctores J.H.D. Millar de Belfast y K.J. Zilka del National Hospital de Londres, comprobaron que, cuando los pacientes con Esclerosis Múltiple ingerían Ácido Linoléico (del que es rico el aceite de Prímula) la frecuencia y la gravedad de los brotes o recaídas eran menores.

• Cuando el sistema inmune es atacado por virus, a veces, pierde eficacia ya que se dificulta su capacidad de convertir al Ácido Linoléico en Gammalinoléico y no puede producir prostaglandinas. El hecho que el aceite de Prímula ya sea rico en ácido Gammalinoléico hace que igualmente pueda “trabajar” nuestro sistema de defensas.

• Puede ser útil en enfermedades cardiovasculares ya que colabora disminuyendo la presión arterial (favorece la dilatación de los vasos sanguíneos) y evitando la agregación plaquetaria. Esto hace que las plaquetas (y el colesterol) no se adhieran unas con otras y ocasionen una trombosis.

• Algunos médicos y especialista lo aconsejan cuando necesitamos inhibir procesos inflamatorios (sobre todo los crónicos como Artrosis, Artritis, etc.).

Información nutricional
No contiene ni proteínas ni hidratos de carbono, sólo grasas (saludables).
Su contenido en ácidos grasos esenciales es altísimo:
• Ácido Linoléico 70 %.
• Ácido Gammalinolénico 10 %.
• Ácido Oleico 7 %.
• Ácido Palmítico 6 %.

NOTA: El aceite de Onagra se suele encontrar en herbolarios y comercios de alimentos dietéticos o naturales. Suele ir presentado en forma de “perlas” o bolitas que contienen el aceite. La dosis depende del paciente o de la concentración del producto (consultar en el envase o preguntar al especialista). Es importante que indique que se ha obtenido por presión en frío y que lleve un poco de vitamina E para evitar su oxidación. Suele llevar 500 mg. de Onagra y 10 mg. de vitamina E.

Hay que guardarlo en un lugar que esté seco, fresco y donde no le dé la luz del sol.

Muchos médicos y especialistas recomiendan tomar a la vez algún complejo multivitamínico (el alga Espirulina también es válida) ya que para que podamos asimilar las propiedades de este aceite es importante que no nos falte ningún nutriente.

ACEITE DE GIRASOL:
Es el aceite extraído de las pipas o semillas de girasol y debe ser un aceite extraído en frío y de primera presión para que mantenga sus extraordinarias propiedades.

El origen del girasol se atribuye principalmente a México pero parece ser que fue en Rusia a finales del siglo XVIII donde se realizaron las primeras pruebas de extracción de aceite y es ya a mediados del siglo XIX cuando se empieza a comercializar a gran escala.

Propiedades
• La cualidad más importante de este aceite (si es de primera presión en frío y tomado en crudo) es su alto contenido en vitamina E y en ácidos grasos no saturados los cuales para el humano son esenciales, ya que no los puede producir.

La calidad de sus ácidos grasos (mono y poliinsaturados) junto a su riqueza en ácido linoléico, oleico y vitamina E ayuda a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, infartos y diferentes tipos de problemas cardiovasculares.

• Cada vez se reconoce más se eficacia a la hora de regular el metabolismo del colesterol, ejerciendo una acción de drenaje en los abscesos de colesterol, en los tejidos y sobre todo ayudando a mantener “limpias” las paredes internas de las arterias. El aceite de girasol será, por ello, también muy adecuado en casos de arteriosclerosis. Se podrá tomar solo o en igual proporción con el aceite de oliva uniendo de esta forma sus cualidades. Reduce, pues, eficientemente el nivel de colesterol total, LDL y los niveles de triglicéridos.

• Es un aceite ideal para tomar en crudo ya que no soporta bien las temperaturas. Es ideal para aliñar ensaladas u otros platos. Además de sus beneficios aporta a los alimentos, si no es refinado, su delicioso sabor a semillas de girasol.

• Su riqueza en vitamina E lo hacen un buen aliado de nuestra piel (se la conoce como la vitamina de la belleza).

• Esta riqueza en vitamina E le otorga un gran efecto antioxidante con lo que sus propiedades terapéuticas son muy amplias.

Información nutricional
• 64 % de ácidos grasos monoinsaturados.
• 23 % de ácidos poliinsaturados.
• 12 % de ácidos saturados.
• 50-65 % de ácido linoléico.
• 15 al 20 % de ácido oleico.

NOTA: Es curioso que si compramos el típico aceite de girasol del supermercado no sabe a nada ya que está refinado. Por supuesto, tampoco tiene apenas ninguno de los beneficios de la semilla de girasol. Aunque sea por curiosidad comprad un día un aceite de semillas de girasol sin refinar y de presión en frío.
Guardar en lugar seco y oscuro.

ACEITE DE SÉSAMO:
Se extrae a partir del prensado en frío de las semillas sésamo y debe comprarse sin refinar para poder beneficiarse de todas sus propiedades. La semilla de sésamo también se conoce como ajonjolí o aljonjolí.

Propiedades
• Revitaliza la piel y se aplica en los tratamientos contra la flacidez.
• Muy útil en forma de mascarilla para el cabello cuando hay mucha sequedad o costras en el cuero cabelludo.
• Últimamente se está valorando mucho su eficacia como filtro solar ante las radiaciones UVB. Si además añadimos que favorece el bronceado natural y que hidrata la piel, ya tenemos la clave de su éxito cuando llega el verano.
• La medicina Ayurveda lo utiliza muchísimo ya que calienta, nutre el organismo y tranquiliza el sistema nervioso. Lo utilizan mucho como aceite de masaje y la verdad es que si además el aceite está tibiecito la experiencia es única.
• Para los pies fríos. Es curioso como masajear un par de minutos al día los pies con unas gotitas de este aceite nos ayuda a tenerlos calientes casi todo el día.
• Ideal para las grietas en manos y pies, sobre todo aquellas que relacionamos con la llegada del frío.
• A nivel externo también se usa mucho para dolencias reumáticas.
• El aceite de sésamo contiene fosfolípidos y lecitina y esto es vital para el pensamiento y la memoria ya que si el cerebro de una persona sana tiene entre un 20 a 25 % de fosfolípidos el de una persona con alguna enfermedad mental apenas suele llegar al 10 %.
• Algunos investigadores afirman que dichas grasas son de gran importancia para que nuestro cuerpo produzca la cantidad de hormonas de la juventud necesarias.
• Este aporte en lecitina y ácidos grasos poliinsaturados es muy interesante para luchar contra el colesterol.
• Su aporte de Magnesio es un factor añadido al fortalecimiento del sistema nervioso. Algunos autores afirman que ayuda a recuperar el ánimo en personas deprimidas o muy cansadas mentalmente.
• Alivia el dolor de oídos, sobre todo cuando tenemos la sensación de frío. Añadiremos un par de gotitas tibiecitas en cada oído. Si es un caso agudo mejor consultar al médico o especialista.

Información nutricional (% del total de ácidos grasos)
• Rico en ácidos grasos poliinsaturados ricos en omega 6.
• Contiene Zinc y gran cantidad de minerales.
• Su gran aporte de vitamina E además de beneficiarnos a nosotros ayuda a que no se enrancie.

ACEITES POLIINSATURADOS:
Ahora están de moda las palabras Omega 3, Omega 6 y su relación con el colesterol, la piel e incluso la regulación hormonal. ¿Qué son realmente, donde encontrarlos y que precauciones hemos de tener?.

Se les llaman ácidos grasos esenciales y entre éstos se encuentran el ácido linoleico, de la familia de los Omega 6 (aceite de girasol, maíz, soja, sésamo, cáñamo, onagra, borraja, semilla de grosella ), y el ácido alfa-linolénico, de la familia de los Omega 3 (aceite de lino, soja, calabaza, nueces, vegetales de hoja verde y pescado azul ). La gran virtud de estos aceites es que una vez metabolizados, y si el cuerpo presenta las condiciones adecuadas, se convierten en prostaglandinas, las cuáles ejercen un poderoso efecto sobre nuestra salud.

Las prostaglandinas que debemos producir en mayor cantidad en nuestro cuerpo son las PG1 y PG3, ya que cumplen las siguientes funciones:
• Regulan el flujo de sustancias dentro y fuera de las células.
• Reducen la formación de plaquetas.
• Bajan la presión sanguínea y colesterol.
• Regulan la presión de los ojos, articulaciones y vasos sanguíneos.
• Actúan como drenadores del riñón.
• Dilatan los vasos sanguíneos.
• Regulan la división celular y pueden ayudar a prevenir el cáncer.
• Previenen inflamaciones.
• Regulan la respuesta al dolor, inflamación e hinchazón.
• Ayudan a que la insulina sea más efectiva.
• Mejoran la función de los nervios y del sistema inmunitario.
• Regulan el metabolismo del calcio.
• Previenen la salida del ácido araquidónico de las membranas de las células.
• Regulan la producción de esteroides.
• Se encargan de movilizar las grasas saturadas.

Por otro lado, las prostaglandinas PG2 cumplen las siguientes funciones:
• Promueven la coagulación.
• Inducen la retención de sal y agua, y el aumento de la presión sanguínea.
• Favorecen la inflamación.

Aunque estas funciones son importantes para el organismo, es importante no producir PG2 en exceso.

La mejor forma de controlar su producción, es generando más cantidades de las PG1 y PG3, que son las que ejercen control sobre el ácido araquidónico (precursor de las PG2). Esto se consigue consumiendo aceites Omega 6 y 3, vegetales de hoja verde, pescado azul y reduciendo el consumo de la carne roja y productos lácteos.

Por otro lado, ciertos factores pueden inactivar las enzimas que se encargan de poner el metabolismo de estos aceites en marcha para producir prostaglandinas.

Éstos son:
• Comida rica en grasas saturadas y colesterol.
• Grasas procesadas (margarinas, comida preparada etc.).
• Alcohol.
• Exceso de azúcar en la dieta.
• Estrés.
• Deficiencia de los minerales magnesio, zinc y calcio, y de las vitamina B6, B3, C, A y biotina.
• Infecciones víricas.
• Radiación.
• Cigarrillos.
• Aspirina y antiinflamatorios.

Cuando alguno de estos factores está presente, las enzimas quedan inhibidas bloqueando la formación de las PG1 y PG3. Esto significa que aunque tomemos aceite de lino o comamos frutos secos o vegetales de hoja verde, si las enzimas están bloqueadas, no podremos metabolizar dichos alimentos y convertirlos en prostaglandinas. Esto puede producir o agravar problemas como el síndrome premenstrual, dolor de pechos, artritis, eczema, asma, diabetes, síndrome de la fatiga crónica y problemas cardiovasculares, entre otros. En estos casos, lo mejor es tomar aceites que, dentro de la cadena metabólica, no requieran la ayuda de las enzimas para convertirse en prostaglandinas PG1 y PG3. Estos aceites son los de borraja, semillas de grosella y onagra (altos en GLA), para formar las PG1; y pescado como el salmón, trucha, caballa, sardinas, arenques (altos en EPA), para formar las PG3. Sin embargo, la solución no es sólo esquivar el bloqueo metabólico con ciertos aceites, sino evitar todos aquellos factores que puedan bloquear las.
enzimas.

Signos de deficiencia de los aceites Omega 6
• Eczema o problemas de piel.
• Caída del cabello.
• Degeneración del hígado y riñones.
• Excesiva sudoración acompañada de sed.
• Susceptibilidad a las infecciones.
• Incapacidad para cicatrizar o curar heridas.
• Esterilidad en hombres.
• Abortos espontáneos en mujeres.
• Artritis y enfermedades relacionadas.
• Problemas cardiovasculares.

Signos de deficiencia de los aceites Omega 3
• Debilidad.
• Pérdida de la visión.
• Pérdida de la capacidad de aprendizaje.
• Incoordinación.
• Cosquilleo en los brazos y piernas.
• Cambios de comportamiento.
• Triglicéridos altos.
• Presión sanguínea alta.
• Inflamación crónica.
• Edema o retención de líquido.
• Piel seca.
• Deterioro mental.
• Metabolismo lento.
• Problemas de inmunidad.

Sin duda, las grasas poliinsaturadas son las que más debemos consumir para mantenernos sanos. Sin embargo, éstas no están exentas de peligro. Por ejemplo, los aceites líquidos a temperatura ambiental que son hidrogenados, alterados o calentados para la elaboración de margarinas, productos de bollería, comida preparada, etc., tienen efectos nocivos para nuestro sistema cardiovascular, inmunitario, reproductivo, para el metabolismo de la energía y grasas, la salud de nuestras células y la función del hígado. Por otro lado, esta alteración química de los aceites Omega 6 y 3, también actúa directamente en las enzimas delta-6-desaturasa y delta-5-desaturasa, desactivándolas y bloqueando, por consiguiente, la formación de las prostaglandinas PG1 y PG3.

Otro aspecto negativo de este tipo de aceites es que, aunque ayudan a bajar las lipoproteínas LDL que transportan las grasas a las células, también reducen la cantidad de lipoproteínas HDL que transportan las grasas al hígado para ser eliminadas del organismo. Por este motivo, es importante no abusar de ellos.

Los aceites de la familia Omega 6 y 3 son muy sensibles a la luz, oxígeno y temperatura. Cuando se exponen a estos factores se convierten en radicales libres. Esto quiere decir que en vez de ejercer un efecto positivo en nuestra salud, actúan dañando nuestras células. Por este motivo, es fundamental que NO los usemos para cocinar y que los protejamos cerrándolos bien y guardándolos en la nevera. Por el contrario, el mejor aceite para cocinar es el aceite virgen de oliva, ya que al ser monoinsaturado es más resistente a altas temperaturas. A pesar de esto, es importante no quemarlo nunca, ni aprovechar el mismo aceite para hacer dos comidas.

ACEITES MONOINSATURADOS:
Éstos incluyen el aceite de oliva, almendra, cacahuete, pistacho, aguacate y avellanas, y se encuentran en buen equilibrio entre las grasas saturadas y los aceites poliinsaturados. Esto significa que no conllevan el tipo de riesgo para la salud que presentan las grasas saturadas, y, por otro lado, son más resistentes a ponerse rancios que los aceites poliinsaturados.

Los aceites monoinsaturados tienen otra cualidades: por un lado, reducen las lipoproteínas LDL que ejercen un efecto negativo sobre las arterias y, por otro lado, no agotan los niveles de HDL, los cuáles, como ya hemos visto, eliminan las grasas de las células y las transportan al hígado para ser desintegradas por los ácidos biliares y eliminadas del cuerpo.

El grado por el cual un aceite es monoinsaturado está determinado por la cantidad de ácido oleico presente. De los aceites monoinsaturados, anteriormente mencionados, el más alto en este ácido es el aceite de oliva.

Por lo que no es de extrañar que en los países mediterráneos, donde más se consume este tipo de aceite, la incidencia de ataques de corazón sea menor que en otros países europeos, a pesar de consumir una dieta rica en grasas.

ACEITE DE ROSA MOSQUETA:
El Aceite de Rosa Mosqueta es uno de los productos que mayor interés ha despertado en el área de la dermatología, nutrición y cosmética, debido a que sus usos y aplicaciones van desde la regeneración de tejidos dañados, el retardo en la aparición de líneas de envejecimiento prematuro, y la prevención en la formación de arrugas, hasta el tratamiento de piel afectada por quemaduras o expuesta a radioterapia.

Propiedades
Las propiedades únicas del aceite de rosa mosqueta fueron descubiertas a través de un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile.

El estudio se basó en las propiedades cicatrizantes del aceite de rosa mosqueta en 180 pacientes que tenían cicatrices debidas a cirugías, quemaduras y otras afecciones que provocaban envejecimiento prematuro a la piel. Los resultados fueron asombrosos. La aplicación continuada del aceite de rosa mosqueta ayudaba de manera efectiva a atenuar cicatrices y arrugas y a prevenir el envejecimiento. A partir de esta primera investigación, han surgido numerosos estudios sobre las propiedades de la rosa mosqueta, tanto en Chile como en otros países. Hoy en día, la aplicación de este aceite se ha extendido al campo médico como también al cosmetológico.

Estas beneficiosas acciones que el Aceite de Rosa Mosqueta es capaz de ejercer en el organismo humano son producto de su alto contenido de ácidos grasos esenciales poliinsaturados : Linoleico 44-49% y Linolénico 28-34%. Estos ácidos son sustancias nobles, indispensables para áreas en las cuales existen altos índices de proliferación de células nuevas, tales como las del rostro.

Además de sus efectos en las capas externas de la piel, el Aceite de Rosa Mosqueta también vitaliza las células de las capas interiores, revigorizando el fibroblasto, celulas que producen colágeno y elastina, responsables de la firmeza y elasticidad de la piel.

Tales son las propiedades regeneradoras y rejuvenecedoras, que han fascinado y deleitado a quienes han tenido el privilegio de experimentar el uso del Aceite Natural de Rosa Mosqueta:
* Regenera y nutre la piel eliminando arrugas no profundas y reduciendo cicatrices
* Redistribuye la pigmentación permitiendo la eliminación de manchas
* Realiza acciones preventivas y correctivas al fotoenvejecimiento y problemas cutáneos por exposición a las radiaciones solares a través de la autogeneración de melamina.

ACEITE DE GERMEN DE TRIGO
Obtenido a partir del Germen del Trigo, de manera natural y sin solventes. Rico en Vitamina E, minerales, carbohidratos y proteínas de fácil asimilación. Contiene pequeñas cantidades de ácidos grasos tipo omega 3 y omega 6.

Propiedades
– Fuente natural de vitamina e
– Principal fuente natural de Vitamina E.
– Retarda los síntomas del envejecimiento.
– Favorece la fertilidad.
– Ayuda a la prevención de infartos y demás enfermedades cardiovasculares.
– Debido a las propiedades antioxidantes de la vitamina E, protege a nuestro cuerpo de la acción de los radicales libres, que causan envejecimiento prematuro.
– Suaviza la piel hidratándola y dándole mayor elasticidad.
– Previene la formación de estrías.
– Evita problemas de estreñimiento.
– Por sus propiedades humectantes, nutre y da vigor al cabello y combate la caspa.

El aceite de germen de trigo se considera la fuente más importante de vitamina E (entre 300-450 mg./100 g), también posee ácidos grasos esenciales, octacosanol, ácido linoleico, ácido oleico, ácido palmítico, provitamina A, vitamina F y estearina. Su gran contenido en sustancias biológicamente activas es debido a su origen embriónico.

Se obtiene del germen de trigo y está compuesto por una serie de ácidos grasos benéficos para el organismo. Uno de sus principales componentes es la vitamina E razón por la que generalmente se recomienda el consumo de este aceite.

Se puede tomar una cucharada en ayunas por períodos de un mes, con lo que se evitan problemas de estreñimiento, resequedad en la piel y deficiencias de Vitamina E.

Otra aplicación importante es en cosméticos ya que humecta y evita las líneas de expresión cuando se utiliza frecuentemente.

En el cutis se puede utilizar para desmaquillar, diluyendo con aceite mineral (para bebe) hasta lograr la viscosidad deseada.

ACEITE DE RICINO:
Las semillas del ricino son usadas para sacar el aceite de ricino, sustancia con poderosas propiedades purgantes. Las hojas de la planta son galactogogas, es decir favorecen la formación de la leche materna.

– El aceite de ricino usado en farmacia le ha sido ya sacada la ricina(sustancia venenosa) mediante calor.
– También se usa para fortalecer el pelo, para ello ha de diluirse en alcohol.
– También se recomienda poner una gota del aceite en los orzuelos incipientes.
– Untado en la piel del estómago mata las lombrices y los dolores cólicos, cura la sarna y limpia las úlceras.
– Contiene el 70 – 77 % triglicéridos del ácido ricinoleico. En contra de las propias semillas no es tóxico.

Desde los tiempos faraónicos se utiliza la planta de ricino con fines medicinales. La aplicación más conocida es como antiastringente. Una dosis típica contiene entre 10 y 30 ml de aceite de ricino, de este las enzimas del intestino liberan el ácido ricinoleico (un ácido carboxílico con 18 átomos de carbono) que es el principio activo. La reacción se produce entre las dos y las cuatro horas después de la suministrar la dosis.

El efecto se basa por una parte en la acumulación de agua en el intestino y por otra la irritación de las mucosidades que aceleran el vaciado del sistema intestinal.

Como efecto secundario se inhibe la asimilación de sodio y agua además de las vitaminas lipofílicas del intestino. En dosis elevadas se pueden producir náuseas, vómitos, cólicos y diarrea aguda.

En la Italia de Mussolini la aplicación forzada de aceite de ricino era un temido método de tortura del régimen, aplicado contra adversarios políticos. No pocas víctimas murieron.

También se ha descrito la aplicación del aceite en mezclas para inducir el parto.

Finalmente el aceite de ricino es un producto que forma parte en la fabricación de plásticos, lacas, pinturas, lubricantes y cosméticos.

Antiguamente se utilizaba también como combustible. Actualmente se baraja su aplicación en la elaboración de biodiesel.

ACEITE DE EMÚ:
El Emú es un gran ave corredora originaria de las grandes planicies australianas.
Su valor para los pueblos aborigenes es similar al bufalo para los indios americanos.
Es muy apreciado por su carne, cuero, aceite y plumas.

El Aceite de Emu tiene dos caracteristicas primarias que lo hacen muy util.

# Es poderoso y natural portador transdermico lo que significa que penetra la piel con gran eficacia.
# Es un antiinflamatorio natural, antibacteriano, antihongos, curativo, humedecedor y es no-comedogenico (no cierra los poros).

Los factores que permiten que el aceite de Emu penetre con eficacia la piel son que es una fuente rica de los ácidos grasos esenciales, Omega-3, 6, y 9. Las características del ácido graso del aceite de Emu con los ácidos grasos humanos muy similares. También, el mononosaturado ácido graso, ácido oleico es el ácido graso principal encontrado en Emu Oil.
Investigaciones clinicas han demostrado que el aceite de Emu penetra en la piel con mas eficacia que el ácido oleico por sí mismo.
Las ventajas del aceite de Emu no se limitan a la capacidad penetrante profunda solamente. El ácido oleico sirve como antiinflamatorio local y el ácido linolenico, el segundo ácido graso abundante en el aceite de Emu, facilita el músculo y el malestar de las articulaciones.

Las características curativas increíbles y la capacidad sin igual de penetrar la piel parecen casi demasiado buenas para ser verdad. Los estudios científicos han demostrado que el aceite del emu, que se asemeja mucho al aceite en la piel humana, es absolutamente hipoalérgico.

ACEITE DE PESCADO Y HÍGADO DE BACALAO:
El aceite de pescado contiene ácido eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA); ambos son ácidos grasos omega-3.

El EPA y el DHA se encuentran en la macarela, el salmón, el arenque, las sardinas, el pez sable, las anchoas y el atún blanco y la carne de caza. El aceite de hígado de bacalao contiene grandes cantidades de EPA y DHA. Los suplementos de aceite de pescado contienen normalmente 18% de EPA y 12% de DHA, aunque es posible encontrar suplementos más purificados (es decir, con un mayor contenido de EPA y DHA). Además, el DHA está disponible en un suplemento que no contiene cantidades importantes de EPA.

Se utiliza en relación con lo siguiente:
– Artritis reumatoide
– Enfermedad de Crohn (aceite de pescado en forma de ácidos grasos libres, con recubrimiento entérico)
– Presión alta
– Triglicéridos elevados
– Anemia drepanocítica
– Apoyo a la lactancia
– Arritmia cardiaca
– Asistencia durante el embarazo y el posparto (para evitar partos prematuros)
– Asma
– Aterosclerosis
– Colitis ulcerativa
– Cuidados pre y posquirúrgicos
– Depresión
– Eccema
– Enfermedad bipolar
– Enfermedad de Raynaud
– Enfermedad renal
– Esquizofrenia
– Fenilcetonuria (si hay deficiencia de ácidos grasos poliinsaturados)
– Fibrosis quística (EPA)
– Función inmunológica (ácidos grasos omega-3 para enfermos críticos y pacientes después de una cirugía)
– Infarto
– Lupus
– Osteoporosis (en combinación con aceite de onagra)
– Psoriasis

¿Cuál es la mejor presentación?
* El aceite de pescado natural (es decir, con un máximo de 38–40% de ácidos grasos omega-3) es preferible al aceite de pescado modificado químicamente para aumentar el contenido de EPA. Este proceso puede reducir la estabilidad y la pureza del producto.
* El aceite de hígado de bacalao también contiene cantidades importantes de EPA y DHA, aunque un poco menos que otros suplementos de aceite de pescado. Debido a que el aceite de hígado de bacalao también contiene vitaminas A y D, que pueden ser tóxicas en grandes cantidades, el consumo de más de una cucharada al día de aceite de hígado de bacalao (o menos, en el caso de los niños) sólo debe hacerse bajo la supervisión de un profesional de la salud.

¿Cuál es la dosis usual?
* En la mayoría de los estudios con aceite de pescado se administró a personas con diferentes estados de salud al menos 3 gramos de la mezcla de EPA más DHA; para lograr esta cantidad, se pueden necesitar hasta 10 gramos de aceite de pescado, ya que generalmente sólo contiene 18% de EPA y 12% de DHA. No se ha determinado una cantidad ideal más baja para las personas sanas.
* Los beneficios para la salud observados en pacientes con enfermedad de Crohn se obtuvieron con una preparación especial con recubrimiento entérico de EPA y DHA purificados de aceite de pescado. Se ha descrito que la preparación de ácidos grasos purificados con recubrimiento entérico no produce los síntomas gastrointestinales que suelen producirse cuando se toman los suplementos de aceite de pescado normal, lo que sugiere un beneficio único.
* En un estudio, la cantidad máxima de aceite de pescado tolerada por las personas con pérdida de peso relacionada con el cáncer fue de aproximadamente 21 gramos al día. Sin embargo, en las personas que no padecen cáncer, la cantidad máxima tolerada puede ser distinta.

¿Existen efectos secundarios o contraindicaciones?
* Algunas personas pueden presentar aumentos de los niveles de azúcar y colesterol en sangre con el consumo de aceite de pescado. El aumento de los niveles de azúcar en sangre parece estar relacionado, en parte, con la frescura y la cantidad de aceite de pescado usado. En algunos estudios, el uso de suplementos de aceite de pescado aumentó los niveles de colesterol LDL (“malo”) en algunos estudios. Aunque las personas con enfermedad cardiaca y diabetes suelen obtener beneficios con el aceite de pescado, ambos grupos deben consultar a su médico antes de tomar más de 3 ó 4 gramos de aceite de pescado al día durante varios meses.
* El EPA y el DHA reducen la coagulación de la sangre; por lo tanto, a las personas que los toman a veces les sangra la nariz. En algunas poblaciones, el consumo de grandes cantidades de ácidos grasos omega-3 se ha asociado con un mayor riesgo de un tipo de apoplejía.
* Como el aceite de hígado de bacalao contiene grandes cantidades de vitamina A y vitamina D, las mujeres que están embarazadas o desean embarazarse deben consultar a un médico antes de tomarlo. Otros adultos también deben consultar a un médico antes de tomar aceite de hígado de bacalao (u otros suplementos) que contengan un total de más de 25,000 UI (7,500 µg) de vitamina A al día (15,000 UI al día en el caso de las personas mayores de 65 años) u 800 UI de vitamina D al día.
* El oxígeno estropea fácilmente el aceite de pescado; por este motivo, se deben incluir algunos miligramos o UI de vitamina E en todos los suplementos de aceite de pescado. Además, las personas que toman aceite de pescado deben tomar también suplementos adicionales de vitamina E (varios cientos de UI) para proteger al EPA y al DHA de los daños por la oxidación en el organismo.
* Algunas personas que toman varios gramos de aceite de pescado pueden experimentar perturbaciones gastrointestinales y repetir con un olor a “pescado”. Estos pueden ser efectos secundarios de la oxidación (enranciamiento) del aceite de pescado. El uso de aceite fresco estabilizado con vitamina E adicional puede reducir estos efectos secundarios.
* Muchos aceites de pescado contienen cantidades inaceptables de contaminantes medioambientales (como restos de pesticidas, metales pesados, etc.). A algunos aceites de pescado disponibles se les han quitado estos compuestos potencialmente tóxicos.
* Se ha descrito una disminución de los niveles de colesterol LDL en las personas que toman aceite de pescado con EPA y DHA, y además 15 gramos de pectina al día. Esto sugiere que la pectina podría contrarrestar el problema ocasional de aumento del colesterol LDL con los suplementos de aceite de pescado. El aumento del colesterol LDL producido por el EPA y el DHA también se puede evitar con éxito tomando suplementos de ajo (o, probablemente también, añadiendo ajo a la dieta) junto con el EPA y el DHA.

ACEITE DE TIBURÓN:
El aceite de hígado de tiburón es una fuente excelente de Omega 3, ácidos grasos que constituyen un complemento alimenticio esencial para el corazón y el sistema circulatorio; así como un componente primordial del cerebro y del sistema nervioso.

MARGARINA:
La margarina es la alternativa a la mantequilla que nace como necesidad de conseguir un producto más barato, más fácil de usar en la cocina, de sabor más suave y que además cuide el colesterol.

Pero como veremos no todo es una maravilla.

Un detalle muy importante es que existe la Margarina Vegetal (contienen cien por cien aceites vegetales) y la Margarina “a secas” (suele contener leche de vaca o alguna grasa animal). Es indispensable leer bien las etiquetas.

¿Qué son las grasas “trans”e hidrogenadas?
La margarina tradicionalmente se ha venido elaborando a partir de la hidrogenación de aceites vegetales que es un proceso industrial que permite convertir un aceite vegetal en una sustancia sólida, estable y untable.

El problema es que este proceso de hidrogenación convierte las grasas insaturadas en saturadas y además crea un isómero “trans” que es una estructura ajena a nuestro organismo.
Los estudios y polémicas sobre las repercusiones de estas grasas “trans” sobre nuestro organismo a medio y largo plazo son continuas ya que son muchos los científicos que afirman que aunque originalmente estos aceites vegetales con los que se hace la margarina no contienen colesterol, al ser hidrogenados tienden a elevar el colesterol en nuestro organismo y además, según otras fuentes, interfieren en nuestras reacciones metabólicas.

El problema es que hasta ahora se nos vendía la margarina como alternativa a la mantequilla para cuidar nuestra salud.

Nuevas generaciones de margarinas
El hecho de que esté, desde hace años, en entredicho sus beneficios ha hecho que aparezcan en el mercado nuevas “generaciones” de margarinas realmente más sanas.

Algunas empresas empezaron por modificar las margarinas para extraer de ellas la mayor cantidad posible de grasa hidrogenada o trans.

Otras han conseguido disminuir también la proporción de grasas hidrogenadas pero además han añadido Fitosteroles que son unas sustancias vegetales que impiden la absorción del colesterol.

Lo cierto es que muchas administraciones ya han comenzado a limitar el contenido de grasas hidrogenadas o “trans” en los alimentos como parte de su estrategia de controlar el aumento de las enfermedades cardiovasculares. El siguiente paso será, seguramente, obligar a los fabricantes a especificar el tanto por cien de esas grasas.

Alternativas saludables
• Lo ideal es cocinar con aceite de oliva, girasol o aceites sin refinar.
• Para untar el pan podemos poner Tahín (puré de sésamo).
• Precisamente uno de los secretos de la dieta mediterránea es que en algunas zonas el pan se unta con tomate, un poco de ajo y aceite de oliva. Encima pondremos queso, tortilla o la proteína que se quiera. Con esto evidentemente no pueden competir ni la margarina ni la mantequilla.
• Si queremos una margarina mejor elegir aquellas de tipo más untable ya que normalmente tienen menor contenido en aceites vegetales hidrogenados.
• La mejor margarina evidentemente es la que nos asegura en el etiquetaje que es NO HIDROGENADA y si es posible que además nos garantice que esos aceites no son refinados y se han cultivado ecológicamente (de cultivo biológico u orgánico).

ACEITE DE BORRAJA:
El aceite de borraja (Borage oil, óleo de borragem) naturalmente contiene la mayor cantidad (26%) del ácido graso esencial GLA (Gamma Linolenic Acid = Ácido gamma linolénico).

GLA se sintetiza en el hígado a partir del ácido linolénico, pero esta reacción suele ser deficiente por la interferencia del exceso de azúcar, grasas saturadas y ácidos grasos trans (margarinas).

GLA es un precursor de la Prostaglandina E1 (PGE1) y de otras hormonas. PGE1 protege al organismo de los efectos deletéreos de las PGE2 como ser la presión sanguínea elevada, agregación de las plaquetas, inflamación, retención líquida y disminución de las defensas. Las PGE2 son producidas a partir del ácido araquidónico que deriva del consumo excesivo de productos animales.

ACCIONES FAVORABLES DE LA PROSTAGLANDINA E1 (PGE1)
* Diurética
* Antiagregante plaquetario (acción aspirínica)
* Modula la respuesta de los estrógenos
* Es antiinflamatoria
* Disminuye la respuesta insulínica

FACTORES QUE PERJUDICAN LA SÍNTESIS DE PGE1
La enzima delta-6-desaturasa que convierte el ácido cis-linolénico a GLA es inhibida por acción de los siguientes factores:
* Colesterol elevado
* Ácidos grasos saturados
* Alcohol
* Diabetes
* Carencia en la dieta de Zinc, Vit. B6, B1, Vit. C
* Envejecimiento

En resumen:
* GLA disminuye la retención de líquidos (aumenta la diuresis)
* GLA mejora los síntomas de la tensión premenstrual (síndrome premenstrual –SPM-) y la mastalgia (dolor en mamas)
* GLA disminuye la presión arterial elevada
* Aumenta las defensas del organismo
* Ayuda a regular el metabolismo y crecimiento normal de las células
* Mejora cuadros de eczema (dermatitis atópica)

Precauciones: podría interaccionar desfavorablemente con las fenotiazinas. Dosis excesivas pueden dar diarreas, meteorismo, hinchazón abdominal.

ACEITE DE JAZMÍN:
Tiene un aroma muy agradable. Se obtiene de las flores del jazmín y debe ser extraído en la noche para que conserve su hermoso perfume: “de los tímidos capullos del jazmín, que guardan para sí sus fragancias durante el día…. pero que cuando se desvanece el crepúsculo propagan su delicioso secreto.” (El libro de los perfumes, Eugene Rimmel, 1864).
Fue introducido por los árabes que lo llamaron “Yasmyn”, de allí proviene su nombre. La especie más perfumada es Jasminum odoratissimun. Se cultiva actualmente en grandes cantidades en Francia.

Si la rosa es considerada la “reina de las flores”, el jazmín es el Rey.

El aceite esencial es color oscuro y viscoso. Su aroma sumamente persistente. Sus constituyentes químicos son: indol, metil atranilato, alcohol bencílico, linalol.
Desde la antigüedad se le atribuyen efectos afrodisíacos. Actúa a nivel mental y emocional, al mismo tiempo, en el cuerpo físico.

Es relajante y antidepresivo. Sólo percibir su aroma produce un estado de mayor confianza y serenidad. Como muchos problemas sexuales son originados por tensión, ansiedad o temores, el aroma del Jazmín es ideal para calmar esos estados. Se pueden hacer combinaciones con otros aceites esenciales en una base de aceite de almendras y aplicarlo sobre la piel en un suave masaje. Tiene un efecto “cálido” y relajante.

Crea una atmósfera agradable y especial si se lo coloca en un hornillo o si se utiliza para un baño aromático.
En general para un masaje son suficientes 7 gotas en 15 cm3 de aceite de almendras.

Deja un Comentario