¿Es Bueno el Vinagre para nuestra Salud?

¿Qué tan bueno es el vinagre para nuestra Salud?

Muchas veces han sido las veces que un alumno o alumna me han preguntado si el VINAGRE es bueno o malo, en cuánta cantidad podrían usar, y qué tipo (¿módena o vino blanco?)… en éste artículo vamos a ver qué tan bueno o malo es, cuánto podremos abusar, y de qué tipo.

Pues bien, vayamos por partes comenzando por su ELABORACIÓN:

Se elabora casi por completo con agua y ácido acético para que tenga sabor, aunque puede contener otros compuestos relacionados. Es el ácido acético, por lo general 5 gramos por 100 mililitros, el que le da al vinagre su sabor ácido característico y lo vuelve un conservador efectivo.
El vinagre se elabora en dos etapas, bajo condiciones controladas con el fin de garantizar que no haya contaminación. Primero, las levaduras convierten los azúcares naturales en alcohol y posteriormente las bacterias convierten el alcohol en ácido acético.

Es muy raro el caso en el que las personas que tienen alergia a las levaduras, al moho o a los alimentos fermentados puedan desarrollar una reacción alérgica al vinagre y experimenten síntomas como dolor de cabeza o urticaria.

Variedades de Vinagre:
Los vinagres varían en color y sabor dependiendo de dónde provenga el alcohol: vino tinto, vino blanco, sidra de manzana, malta, Jerez…

El Vinagre de Jerez se elabora a partir de vino del “Marco de Jerez” (territorio vitivinícola situado entre las provincias de Cádiz y Sevilla). Es de color caoba oscuro.
Por otro lado, el Vinagre de Sidra o de Manzana se elabora partiendo de la fermentación alcohólica de la manzana en sidra.
Cada vez podemos ver mas en los supermercados el Vinagre balsámico de Módena. Es oscuro y fuerte, producido con vino tinto en la población de Módena (Italia). Se embotella para su venta cuando tiene entre 15 a 50 años, 10 de los cuales, como mínimo, ha pasado envejeciéndose en barricas de roble. Normalmente se le suele comercializar añadiéndole zumo de uva concentrado, lo que le da un toque dulce y también aumenta su valor calórico.
También podemos encontrarnos con la Crema de vinagre balsámico de Módena. Su ingrediente mayoritario es el zumo de uva concentrado seguido del vinagre balsámico de Módena. El hecho de que lleve mayor concentración de zumo de uva que el vinagre balsámico hace que sea mucho más dulce y también más calórico.

Composición de los distintos tipos de vinagre

Kcal/100 ml

Proteínas/100 ml

Hidratos de Carbono/100 ml

Grasas/100 ml

Vinagre de vino

0.96

0

0

0

Vinagre de manzana

1.04

0

0.21

0

Vinagre de Jerez

5.40

0.1

1

0

Vinagre balsámico de Módena

95.6

0.82

23

0

Crema de vinagre balsámico de Módena

178.78

1.12

41.37

0.1

Estas cantidades se refieren a 100 ml de producto (1/2 vaso de vinagre).

Los vinagres menos calóricos son el de vino, el de manzana y el de Jerez, con un contenido calórico prácticamente inexistente, es decir, que su adición a los alimentos no varía el contenido en calorías de la comida, aunque se aderezase con mucha cantidad.

El vinagre de Módena es más calórico en comparación con los otros, pero igualmente se puede consumir de forma habitual o diaria. Imaginemos que usásemos 3 monodosis (30 ml) al día (un aliño muy muy generoso), sólo estaríamos aportando 28 kcal. En caso de que usásemos solo una monodosis (10 ml) al día, la cantidad sería de 9.5 kcal, cantidades más que razonables para no tener que evitar su consumo. Por lo que, aunque es más calórico en comparación con el de vino o manzana, es un vinagre apto para  el tratamiento de personas con sobrepeso u obesidad, que ayudará a dar sabor a los alimentos, sin necesidad de usar mucho aceite.

Con respecto a la crema de vinagre balsámico, su contenido en calorías ya es más significativo, aunque como todo, dependiendo de la cantidad que se utilice. Al tener mucho sabor, con una monodosis (10 ml) de aliño por persona bastará y sólo añadimos 18 kcal, por lo que, con moderación también se puede usar a diario.

Decir también que el vinagre es un alimento apto para personas con ácido úrico elevado, colesterol elevado, triglicéridos elevados, sobrepeso y obesidad…

El vinagre se debe limitar en casos de acidez, hernia de hiato, reflujo, gastritis….Y las personas diabéticas si usan crema de vinagre balsámico, deberán moderar la cantidad que añaden.

Con respecto a un bulo que corrió hace años sobre que el vinagre destruía los glóbulos rojos es sólo eso, UN BULO como tantos que corren en materia de alimentación. El vinagre al igual que cualquier otro alimento antes de llegar a la sangre, pasa por un proceso digestivo, no se absorbe tal cual. Concretamente nuestro estómago, segrega ácido clorhídrico, un ácido bastante más fuerte que el ácido acético del vinagre. Por lo que es una leyenda urbana sin ningún tipo de base científica.

En resumen, la elección de un vinagre u otro dependerá de los gustos de cada familia, más que de su composición. El vinagre no es un alimento ni bueno ni malo, simplemente es un alimento más que puede incluirse perfectamente en la dieta habitualmente.

Veamos algunos de los BENEFICIOS del VINAGRE DE MANZANA:
El vinagre de manzana se ha utilizado desde la antigüedad como un remedio para muchas dolencias, para cuidar la piel e incluso para bajar de peso.

Seguro que alguna vez has oído o leído que es bueno para mejorar la circulación y para eliminar toxinas, siendo de gran ayuda en casos de hipertensión, colesterol e incluso para mejorar el estado de la piel.

Pero si quieres saber para qué más es bueno éste vinagre, sigue leyendo…

Gracias a su acidez natural, y a que tiene un ph muy parecido al del organismo, el vinagre de manzana ayuda a limpiar y regenerar el organismo por su gran cantidad de vitaminas, A y B, ácidos grasos esenciales, sales minerales, muchas enzimas, pectina, y un montón de minerales, algunos tan importantes como fósforo, potasio, zinc o hierro, flúor.

Si la manzana está llena de bondades y su consumo habitual puede aportar a tu organismo grandes beneficios a tu organismo, no podía ser menos el vinagre que se obtiene de esta maravillosa fruta.

1. Refresca tu aliento
Puedes utilizarlo para realizar enjuagues bucales, mezclando a partes iguales agua y vinagre de manzana, y utilizarlo después de las comidas. Así, cambiarás el ph de tu boca y evitarás el problema de la halitosis.

2. Combate la acidez
Aunque este vinagre es ácido, te puede ayudar a combatir la acidez de estómago, ya que algunas veces, este problema aparece por falta de ácidos en el estómago. Si tomas una cucharadita de vinagre de manzana al día, le proporcionarás un poco de ácido adicional a tu estómago que puede evitar que aparezca este problema.

3. Combate la indigestión
Cuando alguna comida haya sido demasiado fuerte y tengas una digestión pesada, puedes aliviarla tomando a sorbitos un vaso de agua en el que hayas añadido dos cucharadas de vinagre de manzana y una de miel. Este sencillo remedio te ayudará a combatir la indigestión.

4. Mejora la congestión nasal
El vinagre de manzana consigue acabar con el exceso de mucosidad, y además tiene un efecto antihistamínico, por lo que es muy efectivo en caso de alergias respiratorias.

5. Mejora la circulación y la eliminación de toxinas
El consumo habitual del vinagre de manzana mejora la circulación y la eliminación de toxinas, desintoxicando además el hígado. Además, tiene el poder de eliminar las toxinas y las mucosas que bloquean los nudos linfáticos.

6. Ayuda a disminuir el colesterol
Gracias al contenido en un antioxidante, su consumo habitual, ayuda a disminuir los niveles de colesterol.

7. Ayuda a controlar los niveles de glucosa
El consumo habitual del vinagre de manzana en tu dieta, mejora los niveles de glucosa en la sangre, por lo que puede ser beneficioso en casos de diabetes.

8. Previene la fatiga muscular
La fatiga muscular puede aparecer por una pérdida de minerales que se van con el sudor, sobre todo después de realizar ejercicio. La riqueza en minerales del vinagre de manzana, ayuda a recuperar las sustancias perdidas y a evitar el cansancio.

9. Regula la transpiración
Al tener un ph parecido al de la piel, es capaz de combatir el problema de la sudoración excesiva y el olor. Para ello, simplemente tienes que aplicarlo sobre la piel limpia con la ayuda de un algodón.

10. Alivia los calambres nocturnos
Muchas veces, los calambres musculares que se producen en las piernas por la noche, son debidos a una falta de potasio. El vinagre de manzana, por su contenido en potasio, ayuda a combatir estos calambres.

11. Ayuda a perder peso
Tiene cierta capacidad para disolver las grasas, por lo que, junto a la mejora de la circulación y la eliminación de toxinas, ayuda a perder peso.

12. Previene la formación de piedras en los riñones
El vinagre de manzana tiene la capacidad de alcalinizar la orina, por lo que estarás evitando la formación de piedras en los riñones y estarás además, contribuyendo a la prevención de sufrir infecciones de orina.

13. Ayuda a combatir el dolor de garganta
Cuando aparece el dolor de garganta, puedes realizar gárgaras con agua templada y un chorrito de vinagre de manzana, ya que, gracias a sus propiedades antisépticas, puede ayudarte a aliviar esta molestia.

14. Tónico para la piel
La acidez del vinagre de manzana es parecida al ph de tu piel, por lo que, puedes utilizarlo como tónico facial manteniendo el manto ácido de tu piel para que realice su función natural protegiéndola de los gérmenes y bacterias que pueden atacarla.

Para utilizarlo con este fin, tienes que mezclar una parte de vinagre de manzana con tres partes de agua y aplicarlo con un algodón sobre la piel de tu rostro después de limpiarla como lo haces habitualmente. Puede ser efectivo para combatir el acné.

15. Suavizante del cabello
Si añades en una jarra de agua un buen chorro de vinagre de manzana y lo utilizas para enjuagar el cabello como último aclarado después de lavarlo, lo dejarás suave y con un extra de brillo.

16. Loción anticaspa
Puedes preparar una loción anticaspa mezclando una parte de agua con una parte de vinagre de manzana y aplicándolo sobre el cabello para combatir el problema de la caspa.

17. Combate los hongos
Para combatir los hongos de los pies, puedes poner en remojo los pies en agua templada junto con vinagre de manzana y repetir esta acción un para de veces por semana hasta que la dolencia mejore.

18. Ayuda a eliminar los callos de los pies
La acidez del vinagre de manzana, ayuda a eliminar los callos de los pies. Para ello, tienes que meter tus pies en remojo en agua templada a la que añades media taza de vinagre de sidra y un puñadito de sal. A continuación, tienes que dejarlos en remojo unos 15 minutos, y frotar la zona afectada con una piedra pómez para eliminarlos.

19. Alivia las quemaduras solares
Cuando te quemas con el sol porque se te ha olvidado ponerte protección o porque ésta no era la adecuada, puedes aliviar la quemadura poniendo compresas humedecidas con vinagre de manzana diluído en agua para mejorar los síntomas.

Deja un Comentario