El correcto ajuste para tu Bicicleta Estática o Spinning

La bicicleta estática es un aparato compacto, ideal para la puesta en forma. Accesible a todos, permite un trabajo cardio centrado en la parte inferior del cuerpo (muslos, gemelos, glúteos).

La forma de sentarse en ella alivia el “peso de cuerpo”, y el movimiento reproducido no es traumático para las articulaciones, aunque sí para aquellos que padecen de caderas (artrosis por ejemplo) y que en este caso se recomienda mejor el uso de ELÍPTICA. Usar correctamente la bicicleta estática implica aprender a ajustarla y a adoptar la posición correcta para practicar de forma duradera: sillín a la altura de la cadera, espalda recta, ligeramente inclinada o inclinada.

Antes de empezar la práctica de la bicicleta estática o de tu sesión de Spinning, es esencial efectuar un buen ajuste. Para ello, se aconseja ajustar la altura de sillín a la altura de la cadera. La pierna debe quedar ligeramente flexionada cuando el pie del usuario está en el punto más bajo del pedal. En algunos modelos existe la posibilidad de ajustar el sillín en profundidad, así como la altura del manillar, para adaptarlos fácilmente al propio cuerpo.

PARA COMENZAR BIEN, DEBERÉIS COMPROBAR:

1º. Altura del sillín: En principio, el sillín se coloca a la altura de la cadera estando de pie al lado de la bici.
Sentado, se apoya el talón del pie en el pedal y la rodilla debe quedar completamente extendida en el punto más bajo de la rotación (6 en punto). Pedaleando la rodilla no llega a extenderse completamente.

En posición de pié, medir la longitud de las piernas desde el suelo hasta el periné.
As = Epn x 0.885
o Multiplicar esa longitud por 0.885 y el resultado es la distancia desde el eje de pedalier hasta el sillín.

2º. Altura del manillar: Cuanto más bajo esté el manillar más tensión soportará la zona lumbar y el cuello.
No existe una altura ideal para cada persona, esta posición irá en función de la experiencia.
Cuanto más bajo esté el manillar, más tensión soportará la zona lumbar y el cuello.
No existe una altura ideal para cada persona, esta posición irá en función de la experiencia.

3º. Distancia del sillín al manillar: La distancia entre sillín y el manillar está en función de la longitud del tronco del ciclista pero se puede utilizar como medida estándar la distancia desde el codo hasta la punta de los dedos con la mano extendida.
Esta distancia debe permitir que con la bielas paralelas al suelo (a las 9 y cuarto) la rótula más adelantada esté en línea con el eje del pedal.

ERRORES MAS FRECUENTES

1º. Sillín demasiado bajo:  Se puede producir dolor o molestia en la parte anterior de la rodilla, al forzar una mayor flexión se produce una mayor tensión en la rótula.

2º. Sillín demasiado alto:  Sobre-extender las piernas puede producir tendinitis en el tendón de Aquiles y sobrecargas en la espalda (zona lumbar y cadera).

3º. Sillín demasiado adelantado: Esto supone además de incomodidad al pedalear, tensión en la parte inferior de la espalda y los glúteos.

4º. Sillín demasiado retrasado: Cuando las piernas se estiran excesivamente ocurre lo mismo que si el sillín está demasiado alto, riesgo de sobrecarga en el tendón de Aquiles y en la parte inferior de la espalda.

5º. Manillar demasiado bajo: La altura del manillar depende o varia en función de la experiencia y de la condición física del ciclista pero la colocación del manillar muy bajo implica de forma más intensa a los músculos de la espalda y a los extensores de brazo en los cambios de peso.

Deja un Comentario